La Glorieta

Jardían con fuente central y pasillos delimitando los parterres, construida en 1838 según planos del concejal Lorenzo Montero y Polo, ampliando su extensión en 1890 con los terrenos que hoy llevan el nombre del Bótanico Pau.

Cuenta con una gran balconada con vistas a la sierra Calderona y posee una frondosa alameda de árboles y arbustos. En la glorieta encontramos un templete central, a cuyos costados puede admirarse parte de la arquería del claustro mayor de la cartuja de Vall de Christ y un quiosco modernista originalmente situado en la céntrica calle Colón.

Espacio de esparcimiento que cuenta con una zona de columpios infantiles y un bar kiosco.