Enclaves naturales

La Naturaleza abraza Segorbe, cargada de vida fluye entre valles y sierras, desplegando a su paso, belleza y plenitud.

 El principal exponente de la fauna y flora de Segorbe está representado en el excepcional marco del Parque Natural de la Sierra Calderona en su vertiente norte.

Pinares y alcornocales se agarran a sus montes para musicalizar el paso del viento entre las hojas. Olivos, almendros y cerezos les dan color a las estaciones que se van sucediendo en el devenir del tiempo.

El jabalí, el gato montés, el zorro, la gineta o el tejón beben de sus aguas. El azor, el anguila culebrera o el trepador azul en zonas arboladas; el roquero solitario, el búho real, el halcón peregrino y el águila perdicera, en zonas rocosas, buscan desde el cielo su comida.

Segorbe cuenta con muchos enclaves naturales en el propio municipio o a escasos kilómetros.

Los principales parajes son: